¿Quiénes somos?

Principios Rectores

En la CORPORACIÓN SER ESPECIAL el niño, niña o joven atendido, es concebido como sujeto de derechos y deberes, como un ser respetado en su condición de humano, valorado en su individualidad y abordado según sus condiciones físicas y emocionales.

El proceso que cada uno de ellos vive en la institución está definido por las particularidades que lo identifican, como intereses, potenciales, actitudes, aptitudes o necesidades. Más allá de un proceso de formación, se propone un proyecto de acompañamiento, en el que la Corporación ofrece un espacio donde cada sujeto pueda vivir su existencia en las mejores condiciones posibles, en un contexto limitado por las características propias de la institucionalización, pero jalonado a la vez por una apuesta profesional que supera el marco asistencial. En Ser Especial se reconoce al sujeto uno por uno, se trabaja por proponer un proyecto de atención, que apunte a la inscripción de cada joven en el deseo institucional. Nos preocupa el momento que cada uno de ellos vive, sus gustos, sus temores, sus manifestaciones. Nos interesan sus pequeñas y grandes cosas, sus afectos, sus juegos, su cotidianidad. La intervención interdisciplinaria es discutida y concertada, apuntando a trabajar con un ser humano responsable y digno, que posee mucho más que un organismo.